Saltar al contenido
Seres-Mitológicos.com

En la mitología griegaZeus es el «padre de los dioses y los hombres», que gobernaba a los dioses del Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él como tal.​ Era el rey de los dioses que supervisaba el universo.​ Era el dios del cielo y el trueno y por ende de la energía. Sus atributos incluyen el cetro y la corona (como símbolos de su poder) el rayo, el águila, el toro y el roble.

Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo Oriente Próximo, como el cetro. Fue conocido como polizo (ciudadano, ciudad o ciudad- estado). Zeus fue comúnmente representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y sentado majestuosamente.

Historia de Zeus

Zeus de Esmirna, desenterrado en el año 1680 (Louvre)
Zeus de Esmirna, desenterrado en el año 1680 (Louvre)

Hijo de Crono y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera (su hermana y esposa) aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según la Ilíada fue padre de Afrodita.

​Es conocido por sus numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes, incluyendo Atenea, Apolo, Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Heracles, Helena, Minos y las Musas. Con Hera suele decirse que Zeus fue padre de Ares, Hebe y Hefesto.

En griego el nombre del dios es Zeús en el caso nominativo y Διός Diós en el genitivo. Las formas más antiguas del nombre son las micénicas di-we y di-wo, escritas en lineal B. La palabra zeus está relacionada con dios y con pater (padre), y esta de a su vez con brillo, vida o pan (todo).

Su equivalente en la mitología romana era Júpiter, en la etrusca, Tinia, en la egipciaAmón y en la cananea, Baal.

Hijos de Zeus

Según la mitología, Zeus, el dios más importante del panteón griego, líder de los que residían en el Monte Olimpo, tuvo una vasta descendencia, al haberse involucrado en la actividad íntima con Titánides, Diosas y Humanas.

Sus hijos no sólo son Dioses, sino también Semidioses y otras criaturas y deidades de la naturaleza. A continuación se enlistan los más importantes.

Dioses Hijos de Zeus

Con la Titánide Metis, hija de Urano y Gea, Zeus engendró a la diosa Atenea, representante de la sabiduría y la estrategia de guerra. Al intervenir favorablemente en la guerra contra los titanes, no tardó en ser la hija predilecta de Zeus.

Atenea

Con su hermana Démeter, diosa de la fertilidad de la Tierra y la agricultura, Zeus engendró a la diosa Perséfone, símbolo de la fertilidad de la Tierra.

Con la diosa Latona o Leto, hija de los Titanes Phoebe y Ceo, Zeus tuvo a los gemelos Apolo y Artemisa. Apolo es el dios de la luz del sol y la adivinación. Artemisa es la diosa de la luz de la luna y la cacería.

Apollo
Apolo

 

 

Artemis
Artemisa

Con su hermana y esposa Hera, su compañera oficial en la mitología, Zeus tuvo a Ares, Hebe e Ilitía. Ares es el dios de la guerra, con un carácter violento, agresivo.

Ares

Hebe es la diosa de la juventud, que le escanciaba la ambrosía a los dioses del Olimpo. Ilitía era la diosa de los partos, a la que las mujeres hacían tributos cuando todo sucedía alegremente.

Con la diosa Maia, Zeus tuvo a Hermes, mensajero oficial de los dioses y patrono de los comerciantes.

Hermes

Deidades Hijas de Zeus

Con la Titánide Temis, representante de la justicia, Zeus engendró dos grupos diferentes de deidades: Las Horas y Las Moiras.

Las Horas eran llamadas las porteras del Olimpo, cuyas puertas abrían o cerraban apartando o aproximando las nubes que ocultaban la cima. Fueron las que recibieron a Afrodita cuando emergió entre la espuma de las olas en Chipre.

Sus nombres eran Eunomia, Dicea y Eirene, con los atributos de la Disciplina, la Justicia, y la Paz, respectivamente. Esas eran las cualidades que aportaban a los mortales.

 

las horas
Horas

Las Moiras eran las divinidades del destino. De ellas dependía el nacimiento de la vida y la muerte de los humanos, y ningún dios, incluyendo a Zeus, podía intervenir y modificar sus decisiones.

Sus nombres eran Cloto, Laquesis y Átropos. Cloto elegía el sentido de la vida de los hombres, Laquesis determinaba el tiempo de vida que le quedaba a cada mortal y Átropos cortaba el hilo que unía a la vida. Las Moiras vivían en una caverna del Tártaro y servían de ministras de Hades.

Las Moiras
Las Moiras

Con la Titánide Mnemósine, representante de la memoria y el conocimiento ancestral, tuvo encuentros sexuales por nueve noches consecutivas, en las que engendraron a Las Musas.

Las Musas eran deidades que inspiraban a los humanos en las artes. Sus nombres eran: Calíope, musa de la Elocuencia; Clío, musa de la Historia; Talía, musa de la Comedia; Terpsícore, musa de la Danza; Urania, musa de la Astronomía; Erato, musa de la Canción Coral; Melpómene, musa de la Tragedia; Euterpe, musa de la Música; Polimnia, musa de la Pantomima.

Las Musas
Las Musas

Con Eurínome, Zeus engendró a Las Cárites, un grupo de deidades que eran acompañantes de Afrodita y les gustaba cantar y danzar.

Las más importantes de las Cárites son: Eufrosine, Talía y Áglae. Eran eternamente jóvenes, vivaces, ligeras y vírgenes. Se les levantaron templos en Elis, Delfos y Perinto, además compartían santuarios con otras divinidades.

Las Carites
Las Carites

Semidioses Hijos de Zeus

Los semidioses son seres que al principio fueron hijos de un dios y una humana. Esto les atribuía habilidades extraordinarias entre los humanos. Más adelante alcanzarían la inmortalidad entre los dioses.

Con la humana Sémele, Zeus tuvo a Dionisio, que más adelante se convertiría en el dios del Vino y las pasiones exaltadas. Se le llegaron a dedicar orgías entre los humanos.

Con la humana Alcmena, tuvo a Heracles, el héroe más representativo de la mitología griega, que contaba con una fuerza extraordinaria y un gran ingenio para la batalla. Alcanzaría la inmortalidad gracias a Hebe, que le proveyó de ambrosía.

Con la princesa de Argos Dánae, convirtiéndose en una lluvia dorada, Zeus engendró a Perseo, héroe encargado de decapitar a la Gorgona Medusa.

Mito de Zeus

Nacimiento

Crono fue padre de varios hijos con Rea: Hestia, Deméter, HeraHades y Poseidón, pero se los tragó tan pronto como nacieron, ya que Gea y Urano le habían revelado que estaba destinado a ser derrocado por su propio hijo, tal como él había destronado a su padre. Pero cuando Zeus estaba a punto de nacer, Rea pidió consejo a Gea para urdir un plan que lo salvara, y así Crono tuviera el justo castigo a sus actos contra Urano y contra sus propios hijos. Rea se escondió en la isla de Creta, donde dio a luz a Zeus. Luego engañó a Crono, dándole una piedra envuelta en pañales que éste tragó en seguida sin desconfiar.

Infancia

Rea escondió a Zeus en una cueva del monte Ida en Creta. Según diversas versiones de esta historia, Zeus fue criado:

  1. Por Gea.
  2. Por una cabra llamada Amaltea, mientras una compañía de Curetes o Coribantes (soldados o dioses menores) bailaba, gritaba y daba palmadas para hacer ruido y que Crono no oyese los llantos del niño.
  3. Por una ninfa llamada Adamantea. Puesto que Crono gobernaba la tierra, los cielos y el mar, ella lo escondió colgándolo con una cuerda de un árbol, de forma que quedaba suspendido entre la tierra, el mar y el cielo, siendo pues invisible a su padre.
  4. Por una ninfa llamada Cinosura. En agradecimiento, Zeus la subió entre las estrellas tras su muerte.
  5. Por la ninfa Melisa o por la Melisa que era hija de Meliseo, rey de Creta. Melisa alimentó a Zeus con miel y leche de cabra.
  6. Por una familia de pastores a cambio de la promesa de que sus ovejas estarían a salvo de los lobos.

Zeus se convierte en rey de los dioses

Cabeza laureada de Zeus en un tetradracma griego, Lámpsaco, c. 360–340 a. C. (Cabinet des Médailles).
Cabeza laureada de Zeus en un tetradracma griego, Lámpsaco, c. 360–340 a. C. (Cabinet des Médailles).

Tras hacerse adulto, Zeus obligó a Crono a regurgitar primero la piedra (que se la dejó a Pitón bajo las cañadas del Parnaso como señal a los hombres mortales, el Ónfalos) y después a sus hermanos en orden inverso al que los había tragado. En algunas versiones, Metis le dio a Crono un emético para obligarlo a vomitar los bebés, y en otras Zeus abrió el estómago de Crono.

Luego Zeus liberó a los hermanos de Crono, los Hecatónquiros y los Cíclopes, de su mazmorra en el Tártaro y mató a su guardiana, Campe. Como muestra de agradecimiento, los Cíclopes le dieron el trueno, el rayo o el relámpago, que habían sido previamente escondidos por Gea. En una guerra llamada la Titanomaquia, Zeus y sus hermanos y hermanas junto con los Hecatónquiros y Cíclopes, derrocaron a Crono y a los otros Titanes, que fueron encerrados en el Tártaro, un lugar húmedo, lúgubre, frío y neblinoso en lo más profundo de la Tierra y allí quedaron custodiados por los Hecatónquiros. Atlas, uno de los titanes que luchó contra Zeus, fue castigado a sostener la bóveda celeste.

Tras la batalla con los Titanes, Zeus se repartió el mundo con sus hermanos mayores, Poseidón y Hades, echándoselo a suertes: Zeus consiguió el cielo y el aire, Poseidón las aguas y Hades el mundo de los muertos (el inframundo). La antigua tierra, Gea, no podía ser reclamada y quedó bajo el dominio de los tres según sus capacidades, lo que explica por qué Poseidón era el dios de los terremotos y Hades reclamaba a los humanos que morían.

Gea estaba resentida por cómo Zeus había tratado a los Titanes, porque eran sus hijos. Poco después de subir al trono como rey de los dioses, Zeus tuvo que luchar con otros hijos de Gea, los monstruos Tifón y Equidna. Zeus derrotó a Tifón atrapándolo bajo una montaña, pero dejó a Equidna y a sus hijos con vida como desafío para futuros héroes.

Estatua de Zeus

La Estatua de Zeus en Olimpia fue una escultura crisoelefantina esculpida por Fidias. Situada en Olimpia, (Grecia), se consideraba una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Fue destruida y se perdió en el siglo V d. C., y solo se sabe de ella gracias a descripciones de historiadores antiguos y representaciones en monedas.

estatua de zeus
Estatua de Zeus

Templo de Zeus

El templo de Zeus Olímpico, también conocido como el Olimpeion, es un templo de Atenas. Aunque comenzado en el siglo VI a. C., no fue terminado hasta el reinado del emperador Adriano, en el siglo II. En las épocas helenística y romana era el templo más grande de Grecia.

Templo de Zeus Olímpico.
Templo de Zeus Olímpico.

Amante de Zeus

Amantes de Zeus masculinos

Debido a que la homosexualidad era habitual y completamente aceptada en la Grecia clásica, es posible que hubieran varios amantes de Zeus de sexo masculino, pero hasta nuestros días únicamente ha llegado la historia de uno de ellos llamado Ganimedes.

Ganimedes

Ganimedes era un bellísimo príncipe troyano hijo del rey Laomedonte. Zeus se enamora perdidamente de él y envía un águila a raptarlo. Lo coge con su pico y lo conduce al Olimpo donde se convierte en amante de Zeus, le es concedida la inmortalidad y es nombrado copero de los dioses.

Amantes de Zeus femeninas

Las amantes de Zeus femeninas son tan numerosas que hemos escogido tres humanas, una diosa y dos titánides para conocer sus asombrosos casos.

Danae

Danae era hija de Acriso rey de Argos. Su padre consultó un oráculo que le dijo que el hijo de su hija lo asesinaría. Para que esto no ocurriera encerró a su hija en una cueva. Zeus, enterado del caso, apareció en el lugar y cayó sobre ella en forma de lluvia de oro y la dejó embarazada. De esta unión nació Perseo.

Semele

Sémele era la hija del rey de Tebas Cadmo y de una diosa: Harmonía. Zeus la eligió como amante mortal y engendró un hijo: Dionisos. Hera, la esposa de Zeus, celosa de Semele la convenció de que le pidiera que le mostrase todo su esplendor. Zeus se resistía, pero entusiasmado como estaba con su futuro vástago, quiso complacerla.

Al mostrarse como el rayo, incineró a Semele y tan solo en el último momento pudo salvar a Dionisos al que cosió a su pierna para finalizar el tiempo de gestación que le quedaba.

Europa

Europa era una princesa de Tiro de la que Zeus se enamoró. Para seducirla Zeus se convirtió en un bellísimo toro blanco y cuando Europa se acercó a acariciarlo embelesada la raptó. El dios se la llevó en su lomo y la instaló en la isla de Creta. El nombre del continente europeo surge de el mito de Europa.

Deméter

Deméter es la diosa madre, protectora de la agricultura, del matrimonio y de la fertilidad. Era una de las hermanas mayores de Zeus y tuvo con éste a su única hija: Perséfone.

Leto

Hija de los titanes Ceo y Febe era la amante de Zeus antes de que se desposase con Hera. Embarazada de gemelos fue víctima de los celos de Hera ya que prohibió que pudiera parir en tierra. Tuvo que hacerlo en una isla flotante que más tarde fue anclada al fondo marino. Sus hijos fueron Apolo y Artemisa.

Mnemosina

Mnemosina era una titánide personificación de la memoria. En Pieria (Tracia) se unió a Zeus nueve veces y de estas coyundas nacieron las nueve musas que inspiran a los artistas.

Hermanos de Zeus

Zeus, Hera, Poseidón, Ares, Hermes, Hefesto, Afrodita, Atenea, Apolo y Artemisa son siempre considerados dioses olímpicos y hermanos de Zeus. Hestia, Deméter, Dioniso, Hades, Perséfone, Hebe, Asclepio, Eros, Pan y Heracles, después de ser divinizado, son los dioses variables que completaban la docena.

Hades y Zeus

En la mitología griega, Hades (el ‘invisible’), el dios del inframundo, era uno de los hijos de los Titanes Cronos y Rea. Tenía tres hermanas, Deméter, Hestia y Hera, así como dos hermanos, Zeus (el menor de todos) y Poseidón. Juntos constituían los seis dioses olímpicos originales.

Al hacerse adulto, Zeus logró obligar a su padre a que regurgitase a sus hermanos. Tras ser liberados, los jóvenes dioses, junto a los aliados que lograron reunir, desafiaron el poder de los dioses mayores en la Titanomaquia, una guerra divina. Zeus, Poseidón y Hades recibieron armas de los tres Cíclopes como ayuda para la guerra: Zeus los truenos, Poseidón el tridente y Hades un casco de invisibilidad. La guerra duró diez años y terminó con la victoria de los dioses jóvenes.

Después de esta victoria, según un pasaje famoso de la IlíadaHades y sus dos hermanos menores, Poseidón y Zeus, echaron a suertes​ los reinos a gobernar. Zeus se quedó con el cielo, Poseidón con los mares y Hades recibió el inframundo,8​ el reino invisible al que los muertos van tras dejar el mundo, así como todas las cosas bajo tierra. Fue así como los tres hermanos se convirtieron en los dioses supremos de la cultura griega.

Zeus y Hades vs Cronos

Zeus en la Filosofía

En el neoplatonismo, la relación de Zeus respecto a los dioses de la mitología se enseña como el demiurgo o mente divina. Especípicamente en la obra de Plotino, las Enéadas y la Teología platónica de Proclo.

Zeus en la Biblia

Zeus es mencionado dos veces en el Nuevo Testamento. Primero en Hechos 14:8-13:

Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios.

Hechos 14:8-13

Dos antiguas inscripciones descubiertas en 1909 cerca de Listra atestiguan el culto de dos dioses en esa ciudad. Una de las inscripciones menciona a los “sacerdotes de Zeus”, y la otra menciona a “Hermes el más grande” y “Zeus el dios solar”.

La segunda aparición en Hechos 28:11:

Pasados tres meses, nos hicimos a la vela en una nave alejandrina que había invernado en la isla, la cual tenía por enseña a Cástor y Pólux

Hechos 28:11

El libro deuterocanónico de 2 Macabeos 6:1,2 habla del rey Antíoco IV (Epífanes), quien en su intento de pisotear la religión judía, dirigió que el templo de Jerusalén debía profanarse y rededicarse a Zeus (Júpiter Olímpico).

Imágenes de Zeus

Zeus
5 (100%) 1 vote[s]