Ares

El dios Ares en la mitología griega y su origen

En la mitología griega, Ares (en griego antiguo Ἄρης, en griego moderno, Ἄρη) era el dios olímpico de la guerra. Fue hijo de Zeus y Hera.

Por los himnos homéricos hallados,​ se puede determinar que también tuvo muchos otros atributos y epítetos:

  • Personificaba la valentía, la fuerza incansable, rey de la virilidad masculina, protector del olimpo y de los ejércitos, líder de los rebeldes, de los hombres justos, y ayudante de los débiles.
  • En la guerra representa la brutalidad, la violencia, y horrores de las batallas.
  • Como dios de la virilidad masculina, a lo largo de la mitología se han contabilizado una treintena de amantes mujeres, con una descendencia de alrededor de 60 hijos (entre ellos Eros, Harmonía, Fobos, Deimos, Amazonas), siendo Afrodita, diosa del amor y la belleza, su amante preferida, su sanadora y aliada de guerra.
  • Su equivalente romano es Marte.

Aunque no era el único dios de guerra para los griegos pues también existe la diosa Atenea, divinidad también guerrera, patrona de la estrategia y la sabiduría.

Se tiene en claro que este dios es el más destacado en ello y el más victorioso. Su lugar de nacimiento y auténtico hogar estaba situado en la región de los bárbaros y tracios,​ al norte de la Hélade, y allí huyó cuando fue descubierto acostándose con Afrodita, quien engañó reiteradas veces a su esposo Hefesto con él.

Precisamente, es también el dios del derramamiento de sangre, aunque esto no implica que siempre ocurra en la batalla y la guerra, puede estar atribuido a lo sexual.

Durante la guerra de Troya​ en una primera instancia luchó para a un bando y luego para el otro, para recompensar el coraje de ambas partes. Su mano destructiva se veía incluso tras los estragos provocados por plagas y epidemias.​ Esta faceta salvaje y sanguinaria de Ares lo hacía ser detestado por otros dioses, incluidos sus propios padres.

Ares: Mitología griega para niños

Es por excelencia el dios de la guerra. Alto, hermoso y cruel. De carácter brutal, amante de la sangre, e intemperante. Nació de la unión de Zeus y Hera.

Su horrible trono estaba construido de de bronce macizo. En sus brazos estaban esculpidas tétricas calaveras y el asiento estaba cubierto de piel humana.

Ares era maleducado, ignorante y tenía un gusto espantoso, pero para Afrodita era maravilloso y muchas veces lo utilizaba para engañar a su esposo, Hefesto, que era hermano de Ares.

Sus emblemas eran un oso salvaje y una escalofriante lanza manchada con sangre. A Ares están consagrados el buitre y el perro. A pesar de su corpulencia no siempre sale bien parado en las batallas que emprende.

Poderes de Ares en la mitología griega

  • Al ser un Dios inmortal, Ares poseía una fuerza vital que no puede acabarse por medios convencionales, puede ser herido en combate, pero su fuerza vital divina le otorga grandes poderes de recuperación.
  • La única forma de que muera definitivamente es con una herida de tal magnitud que apenas quedase nada de él, como por ejemplo incinerándolo. Aún así Zeus podría restaurar su fuerza vital, resucitándole.
  • Es un experto en el manejo de todas las artes de la guerra que existían en Grecia y Roma.

Atributos y características del dios Ares en la mitología griega

Símbolos y apariencia:

  • Normalmente Ares es representado como un hombre joven, con cabellera anástole (al parecer algo propio de los guerreros helenos), y rostro y cuerpo sin bello.
  • El carruaje y la antorcha encendida son algunos de sus símbolos. Ares montaba un carruaje tirado por cuatro caballos inmortales con bridas de oro que lanzaban fuego.​
  • Entre los demás dioses, Ares era reconocido por su armadura de bronce, la lanza, el casco de cresta roja (que usaban los ejércitos de las polis griegas), y la espada.
  • Sus pájaros sagrados eran los pájaros carpinteros y especialmente los buitres.
  • Según las Argonáuticas los pájaros de Ares (Ornithes Areioi) eran una bandada de pájaros cuyas plumas podían lanzar como dardos a los enemigos.
  • Su animal favorito, el perro.
  • También es identificado con los dos cuernos, por el mito del vellocino de oro, el carnero de lana dorada (como se lo representa en el signo zodiacal de Aries).

Mito de Ares en la mitología griega

Afrodita

En la historia cantada por el poeta Demódoco, en el palacio de Alcínoo, rey de los feacios, el dios sol Helios espió una vez a Ares y Afrodita haciendo el amor en secreto en casa del esposo de ésta, Hefesto, el rengo y jorobado dios del fuego.

Helios le advirtió sobre la situación a Hefesto, quien enfureció y tramó un plan, creando una red invisible que pudiese inmovilizar a cualquiera para así atrapar a la pareja, así que colocó esta red sobre la cama, que actuaría con los rayos del amanecer. Hefesto salió de su casa y volvería al día siguiente en la salida del sol.

Afrodita y Ares, encarnan el amor y la guerra a través de la mitología, que simboliza la atracción mujer-hombre
Afrodita y Ares, encarnan el amor y la guerra a través de la mitología, que simboliza la atracción mujer-hombre

Ares prevenidamente, puso a su guardia Alectrión en la puerta para que le avisase de la salida del sol (Helios), pero el joven se quedó dormido, y con los primeros destellos del sol la red cayó sobre los amantes. Así atrapó a Ares y Afrodita en plena situación íntima, quedando estos inmovilizados.

Hefesto, furioso, llamó a los demás dioses para que fuesen testigos del adulterio. Las diosas no concurrieron por pudor. Los dioses presentes comentaron la belleza de Afrodita, y que habrían cambiado gustosos el lugar de Ares, burlándose de Hefesto. Cuando la pareja fue liberada, ella escapó a Pafos a su natal isla de Chipre, mientras que Ares se refugió a su natal Tracia.​

Ares, furioso, transformó a Alectrión en un gallo, que nunca se olvidaría de anunciar la llegada del sol por las mañanas. Ni Afrodita ni Ares cumplieron su promesa, y volvieron a encontrarse repetidas veces. Tal historia fue representada en esculturas y pinturas, especialmente en el Renacimiento. Como resultado de su amor tuvieron al menos ocho hijos.

Ares encadenado

En un mito relatado en la Ilíada por la diosa Dione a Afrodita, dos gigantes ctónicos, los alóadas Oto y Efialtes, encadenaron a Ares y lo encerraron en una urna de bronce durante un año lunar.

Ares estuvo gritando y aullando en la urna durante trece meses, hasta que su hermano Hermes lo rescató y su hermana Artemisa engañó a los gigantes haciendo que se arrojaran sus lanzas uno al otro, matándose.

«Allí pereciera el dios insaciable de combate, si su madrastra [de los Alóadas], la bellísima Eribea, no lo hubiese participado a Hermes». «En este se sospecha un festival de libertinaje que se desata al decimotercer mes.»​

La Guerra de Troya


En la Ilíada, Homero cuenta que Ares peleó para un bando y luego para el otro para recompensar el coraje de ambos lados: prometió a su hermana Atenea y a su madre Hera que lucharía del lado de los aqueos junto a Aquiles,​ pero Afrodita y Apolo lo convencieron para que luchase con ellos del lado de Paris y los troyanos.

Durante la batalla, Diomedes sorprendido vio a Ares luchando en el bando troyano, y ordenó a sus soldados la retirada. Hera vio la desproporción del combate y pidió a Zeus que intervenga para alejarlo del campo de batalla. Ares atacó a Diomedes con su lanza, pero Atenea desvió el ataque.

Ares y los dioses en la Illíada (Guerra de Troya)
Ares y los dioses en la Ilíada (Guerra de Troya)

Diomedes respondió con la pica y Atenea guió el golpe en dirección a Ares, quien cayó herido, y en su caída bramó como nueve o diez mil hombres. Huyó al monte Olimpo para que su padre Zeus cure sus heridas, lo que obligó a los troyanos a replegarse.​ Zeus lo sermoneó:

“Mirándolo oscuramente, Zeus, quien recoge las nubes, le habló: -No te sientes a mi lado y te quejes, mentiroso de doble cara! Para mí eres el más odioso de todos los dioses que sostienen el Olimpo! Siempre peleón, es lo que quieres para tu corazón, guerras y batallas!… Y sin embargo, no soportaré mucho verte con dolor, ya que eres mi niño… Y para mí fue tu madre quien te aburrió. Pero si es que naciste de algún otro dios, resultaste tan ruinoso! Hace mucho que no te habrían dejado caer debajo de los dioses del cielo brillante!

El llanto de Ares

En la Ilíada, cuando Hera mencionó durante una conversación con Zeus que el hijo de Ares, Ascálafo, había muerto, Ares rompió a llorar. Quiso unirse a la batalla del lado de los aqueos, contra la orden de Zeus de que ningún olímpico debía participar en la guerra.

Atenea, ya pacificada con Ares, lo consoló y lo ayudó a quitarse la armadura.​ Más tarde, cuando Zeus permitió a los dioses tomar parte activa en la guerra de los mortales, Ares intentó vengarse de Atenea, pero terminó herido de nuevo cuando esta lo golpeó con una piedra, cubriendo al caer con su cuerpo tumbado siete yugadas.​

Cuando la piedra golpeó a Ares, mató a llíada y lo mandó a gobernar su patria, Tracia, un lugar de sabiduría.

Ayudantes

Una de sus principales consejeras es Temis, una importante diosa de la justicia y el orden correcto de las cosas.

En las batallas, Deimos y Fobos son dos de sus hijos con Afrodita​ y también respectivamente los espíritus del terror y el miedo, que lo acompañaban en las batallas.​ La hermana y compañera de Ares era la bella Enio, diosa del derramamiento de sangre y la violencia.

A modo de construcción etimológica, de Fobos proviene la palabra fobia. Tienen cita en la astronomía, que ha dado estos nombres de sus hijos, Fobos y Deimos, para nombrar a los dos satélites del planeta Marte (donde Ares era llamado así en Roma).

La presencia de Ares se veía acompañada por Cidoimos, el daimon del alboroto de las batallas, así como las Macas (Batallas), las Hisminas (Disputas), Polemos (un espíritu menor de la guerra, probablemente un epíteto de Ares, pues no tenía un dominio específico) y la hija de este, Alala, la diosa-personificación del grito de guerra griego, cuyo nombre era usado por Ares como grito de guerra propio.

Su hermana Eris lo acompañaba en los combates, incitando a los soldados a luchar. Su otra hermana Hebe, a quien trataba irrespetuosamente, era reclamada a menudo para prepararle el baño.

La fundación de Tebas

Uno de los muchos papeles de Ares situado en el propio continente griego era el del mito fundacional de Tebas: Ares era el progenitor del dragón acuático que mató Cadmo, convirtiéndose en ancestro de los espartanos, pues de los dientes del dragón brotaron como si una cosecha creciese una raza de guerreros descendientes de Ares, los espartos.

Para aplacar a Ares, Cadmo tomó como esposa a Harmonía, hija de este con Afrodita, resolviendo así la contienda y fundando la ciudad de Tebas.

Mujeres e hijos de Ares

  • Aérope: Muere al dar a luz a su hijo Aeropo, que es amamantado por ella ya fallecida.
  • Aglauro: Esta princesa ateniense engendra a Alcipe con el dios Ares. También es amante de Hermes.
  • Afrodita: Diosa de la belleza y el amor en el sentido erótico de la palabra. Le es infiel a su marido Hefesto con varios dioses, pero su preferido es Ares. Tiene varios hijos con él: AnterosDeimosErosFobosHarmonía e Hímero.
  • Altea: Hija del rey de Etolia y esposa del rey de Caledonia al que es infiel con Ares, del que es posible sea el hijo Meleagro.
  • Astíoque: Doncella con la que se acuesta en secreto en la casa de Áctor, donde da a luz a Ascálafo y Yalmeno.
  • Atalanta: Heroína con grandes dotes para la caza. Da a luz a Partenopeo.
  • Cirene: Con esta ninfaAres engendra al giganteDiomedes de Tracia.
  • Demonice: Tiene cuatro hijos con el dios: PiloTestioMolo y Eveno.
  • Enio: La destructora de las ciudades, que acompaña a Ares en las batallas y concibe junto a él a Enialio.
  • Eos: Diosa Titánide de la aurora, con la que Ares se acuesta, aunque no se sabe de hijos.
  • Eritia: Es una de las hespérides que cuidan de un hermoso jardín, con la que Ares engendra a Euritión.
  • Filónome: Seducida por Ares vestido de pastor, cuando ésta recorría los bosques en busca de caza junto a Artemisa. Tienen a los gemelos Parrasio y Licasto, amamantados por una loba.
  • HarmoníaNinfa amada por Ares, de los que descienden las Amazonas (mujeres guerreras).
  • HarpinaNinfa hija de Asopo y Metope. Es raptada por el dios Ares y llevada a Pisa, una antigua ciudad del Peloponeso, en la región de Élide, donde gobernó su hijo Enómao.
  • Ilia: O Rea Silvia en la mitología romana. Madre de los gemelos Rómulo y Remo fundadores de la ciudad de Roma.
  • Otrera: Una de las primeras reinas de las Amazonas, tiene junto a Ares a AntíopeHipólitaMelanipa y Pentesilea.
  • Pelopia: Madre de Cicno junto a Ares.
  • Protogenia: Engendraron a Óxilo.
  • Tirine: Tienen a Thrassa.
  • Tritea: Hija de Tritón. Conciben a Melanipo, el fundador de la ciudad de Tritea.
  • Se le atribuyen más hijos de madre desconocida: Tereo, Niso, Lico, Alcón, Drías, Eagro (rey de los tracios), Licimnio y Partaón.

Ares dios de la guerra romano

En la mitología romana, Marte, en latín Mārs, era el dios de la guerra, hijo de Júpiter en forma de flor y de Juno. Se le representaba como a un guerrero con armadura y con un yelmo encrestado. El lobo y el pájaro carpintero eran sus símbolos. Era marido de Bellona y amante de Venus, con quien tuvo dos hijos: Fuga y Timor (respectivamente Deimos y Fobos para los griegos).

Fue identificado con el Ares griego, pero Marte no es simplemente un Ares romanizado, sino una deidad puramente itálica, patrón de muchas ciudades, como Alba Longa y tribus como la de los sabinos y los etruscos (se cree que el nombre Mars, sin derivaciones indoeuropeas, proviene del etrusco Maris), antes del surgimiento de Roma.

Marte dio nombre al cuarto planeta del sistema solar: Marte, al segundo (o tercero según algunas religiones, calendarios o regiones como en EE.UU.) día de la semana: Martes y al tercer mes del año: marzo.

Ares y Atenea

Ares, hijo de Hera y Zeus, era el dios de la guerra y de la fuerza bruta. Se le representa joven, vestido de guerrero y con casco, escudo y lanza, a veces acompañado por un lobo. Era llevado en un carro tirado por Deimo y Fobo (el Miedo y el Terror). También son famosos sus amores con Afrodita, de los que se dice nació Cupido, el dios del amor.

Por su parte, Atenea era hija de Zeus y de Metis. De ella se dice que nació adulta, armada y dando un grito de guerra, de la cabeza de Zeus después de que este se hubiese tragado a su madre para que no tuviese otro hijo, que según el oráculo lo destronaría.

Era diosa de la sabiduría, patrona de las artes y de los oficios y diosa de la guerra inteligente. Se la representa armada con un casco característico y un escudo con la cabeza de la Medusa.

Era la patrona de Atenas, y de ella recibe su nombre la ciudad.

La principal diferencia entre Ares y Atenea es, sin duda, la diferente visión que tenían de la guerra. Ares la concebía como una batalla en la que primaba la fuerza bruta y Atenea usaba la palabra y planteaba la guerra con inteligencia. La tradición mitológica nos dice que premiaba a los que veían la guerra como ella con el don de la palabra.

Ares
5 (100%) 1 vote[s]

Ares

Ares

Valora este artículo