Saltar al contenido
Seres-Mitológicos.com

El demonio Abaddon: ¿Qué es o quién fue en la biblia?

Abadón o Abaddón (en hebreo: אֲבַדּוֹן, ‘Ǎḇaddōn), así como Apolión (en griego: Ἀπολλύων, Apollyon), son el nombre en hebreo y en griego de un ser angélico mencionado en la Biblia. También se utiliza para designar un lugar. En el Antiguo Testamento, abadón se refiere a un abismo insondable, generalmente vinculado al mundo de los muertos, el Sheol (שאול = sheol).​ En el libro del Apocalipsis, del Nuevo Testamento, Abadón es el nombre de un ángel, descrito como el rey de un ejército de langostas. En el texto (Apocalipsis 9; 11), su nombre se transcribe directamente del hebreo en caracteres griegos, «… cuyo nombre en hebreo es Abadón» (Ἀβαδδὼν), y se traduce luego: «el cual en griego se interpreta Apolión» (Ἀπολλύων). La Vulgata agrega al texto el comentario (innecesario, en griego): «… en latín; Destructor» (Exterminans).

Según algunos autores, Abadón sería uno de los más importantes generales del imperio de las tinieblas.2​ O, por el contrario, un representante de Dios que tiene la llave del abismo3​ y lidera la plaga de langostas que se lanzará sobre los enemigos de Dios, al Final de los Tiempos:

El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro, sus caras eran como caras humanas, tenían cabello como cabello de mujer y sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro y el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones, y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses.

Apocalipsis 9:7-11

En la Torá, aparece como el lugar de destrucción, שאול, sheol,​ cuyo significado es, literalmente, “lugar de la destrucción” o reino de los muertos. En el Libro de Job, aparece como la muerte personificada.

Definición y significado de Abaddon

¿Qué significa el nombre Abadón?

Este nombre significa “Perdido o destruido”, Proviene del termino hebreo “אֲבַדּוֹן” (Ǎḇaddōn). De hecho es un nombre que tiene origen bíblico, ya que es mencionado en el libro Apocalipsis para hacer referencia al anticristo.

Personalidad de Abadón

Abadón es una persona con un carácter muy introvertido. Es muy fácil que se irrite ante cualquier comentario y le cuesta entender las bromas. A veces tiene una forma de ser un tanto oscura, como si tratara de ocultar algo o esconderse de alguien.

En el trabajo es un gran líder y no se conforma con ser el clásico empleado al que todo el mundo manda lo que tiene que hacer. Él ha nacido para ocupar puestos importantes y manejar grandes equipos, algo que hace con mucha firmeza y determinación.

Es un hombre al que no le cuesta relacionarse con mujeres. En ocasiones es muy frío y siempre quiere imponer su criterio y salirse con la suya. Pero tiene un toque seductor y coqueto, que enloquece a las mujeres.

Quizás se debe a su elegancia y sutileza en cada movimiento que hace. Además, que es un experto en decir las palabras exactas en el momento exacto.

Con su pareja a un nivel más íntimo, abaddon se caracteriza por ser frío y poco romántico, Solo lo mueve el placer…la relaciones de largo plazo no son lo suyo. Nunca hay que esperar amor y lealtad de su parte.

Con sus amigos de hecho es una persona que tiende a relacionarse muy bien. Sabe qué tipo de conversación tener con cada persona para cautivarla y  crear relaciones que le beneficien, mucha gente lo busca porque es capaz de resolver cualquier problema que esté a su alcance.

Aunque hay que tener en cuenta que sólo ayuda a personas de las cuales puede obtener un beneficio futuro. Sin embargo es una persona imprescindible en la agenda de amigos de cualquiera.

Algunas curiosidades sobre Abadón

Interpretar los textos bíblicos es muy difícil y aunque para los cristianos Abadón representa la llegada del Anticristo, curiosamente, para los testigos de Jehová Abadón es Jesús; ya que el nombre Abadón deriva de la raíz abad que significa padre.

Según la interpretación del Apocalipsis es un representante de Dios que procede del cielo y que ha sido enviado para luchar contra satanás y arrojarlo al abismo.

Por otro lado según algunos libros apócrifos el nombre Abadón, también se usa para referirse a un gran abismo de donde emergen los demonios, de hecho también se relaciona con los términos Seol y Hades.

Sin lugar a dudas Abadón es uno de los personajes más controvertidos del libro del Apocalipsis. Unos lo consideran un enviado por Dios y otros piensan que es el mismísimo Anticristo. ¿Quieres qué significado del nombre Abadon? No te pierdas su interesante historia…

Historia del demonio Abadón

El nombre de Abadón, uno de los demonios más temidos de la historia, prescinde de interpretaciones y conjeturas sobre su personalidad. Significa “ruina”, y acaso “perdición”.

El libro de Job asocia a Abadón con cierta nostalgia indefinible relacionada con la sabiduría, como si el saber trajera consigo un sufrimiento y una pena que le son tributarias. Abadón también fue relacionado con una abrumadora languidez de espíritu, pero también al grado más elevado de desolación.

Los catecúmenos y los gnósticos bautizaron a Abadón con el más conocido de sus numerosos epítetos: El ángel exterminadorel cual lo acompaña desde entonces en prácticamente cualquier libro prohibido o grimorio en dónde se lo mencioneEn este contexto, Abadón es aquel demonio que comanda sobre los ejércitos de plagas que suceden tras el apocalípsis.

Cuando El libro de las revelaciones relata oscuramente la rotura del Séptimo Sello, el pobre San Juan identifica a Abadón con las plagas y lo proclama rey de las langostas, peste muy significativa en la mitología hebrea.

Debido a su carácter retraído, taciturno, aun hoy se ignora porqué el melancólico Abadón terminó encarnando la visión más tétrica e insondable de los abismos.

Ahora bien, no todo es nefasto en la biografía de Abadón. De hecho, una de sus intervenciones ha sido cuidadosamente omitida por la Iglesia, siempre inquieta ante los avances de la lingüística.

Al parecer, la raíz de la palabra Abadón procede del arameo abbaddón, que significa literalmente “padre”. Si tomamos como referencia a la iglesia ortodoxa griega, este es el mismo apelativo con el que Jesús solía mencionar a Dios.

En otras palabras: cuando Cristo alzó su mirada al cielo en los sufrimientos indecibles del Gólgota, la palabra que acudía una y otra vez a sus labios resecos era abbaddón.

Imágenes del demonio Abaddon

El Seol y el Abadón

En el relato del “rico y Lázaro” Lucas 16:26, se lee:

… una gran sima está puesta entre
nosotros y vosotros, de manera que
los que quisieren pasar de aquí a
vosotros,no pueden, ni de allá
pasar acá.

Lo que nos revela que el Seol/Hades es un enorme recinto, tan espacioso como para contener, por lo menos, dos grandes compartimentos o regiones divididos por una gran depresión. Y se nos dice que uno de esos compartimientos es un lugar de tormento.

En las cartas de Pedro y Judas, entre otros pasajes, se identifica ese espacioso recinto como una “prisión”.  Refiriéndose a los ángeles que ”no guardaron su dignidad” y se unieron con las hijas de los hombres se dice:

“…los ha guardado bajo oscuridad,
en prisiones eternas,
para el juicio del gran día”.
(Judas 1:6)

Y estos ángeles caídos deben de haber sido recluidos en otro compartimento de este gran recinto en el interior de la tierra (eso quiere decir infierno) ya que, como las que conocemos en la superficie, esta prisión de las almas es necesario que se rija por un cierto “orden” en el alojamiento de sus inquilinos, manteniendo separadas las distintas categorías de sus prisioneros (Luc 16:26).

Lo que se confirma —entre otros— en Pedro 3:19: “…fue y predicó a los espíritus encarcelados”. Y también profetizó David:

Pero Dios redimirá mi vida
del poder del Seol, porque él
me tomará consigo.
Salmo 49:15

De modo que hoy, el compartimiento en donde estuvo Lázaro está vacío. Veamos algo más, el Seol/Hades tiene un carcelero jefe Abadon, cuyo nombre significa “destrucción” o “ruina”. Este es el ángel del abismo y obedece a YaHWéH, no a Satanás:

“Desnudo está el Seol ante Él,
y el Abadón no tiene cobertura”.
Job 26:6

Algunas tradiciones hebreas afirman que este es el ángel convocado por YaHVéH para desatar las 10 plagas de Egipto. Y también en la revelación de los días finales se nos dice que del cielo desciende un poderoso ángel que “tiene la llave del pozo del abismo”, las “puertas” del Seol/Hades, y que luego “prendió al dragón y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él” (Apocalipsis 20:1-3). De modo que este ángel poderoso no forma parte de las huestes de Satanás, sino que es su carcelero.

Y también leemos en Isaías 14:13-15

“Tú que decías en tu corazón:
Subiré al cielo; en lo alto,
junto a las estrellas de Dios,
levantaré mi trono,…
Mas tú derribado eres hasta el Seol,
a los lados del abismo.
Isaías 14:13-15

De modo que Satanás mismo será alojado como prisionero por mil años en el Seol/Hades por orden de Dios/Elohim (YaHWéH)  bajo la celosa vigilancia del poderoso Abadón.

Abaddón el exterminador

Abaddón el Exterminador fue la última novela publicada por el escritor argentino Ernesto Sabato, en 1974. Abaddón culmina la obra narrativa del escritor, completando una suerte de trilogía, por su conexión con las dos anteriores, sobre todo con Sobre héroes y tumbas, cuya lectura se torna imprescindible antes de abordar la novela.

Argumento

Abaddón, cuya técnica es la más experimental en la obra del escritor argentino, presenta una estructura narrativa fragmentaria que sirve a una mezcla de sucesos autobiográficos tanto verídicos como fantásticos (historias paralelas, análisis filosóficos, hipótesis y crítica literaria) recreados por personajes que, con el mismo rol, tienen generalmente presencia en la novela anterior. El argumento general de Abaddón es marcadamente apocalíptico, con la recreación de sucesos nefastos de la Historia Argentina de los 70, aunque se encuentran presentes los dramas mundiales del siglo XX como la Segunda Guerra Mundial, Hiroshima y la Guerra de Vietnam.

Estructura y temas

Este texto es una novela que presenta una visión apocalíptica de los tiempos actuales, donde se denuncia el triunfo del mal. El autor, llevado por su intención de desnudar la verdad, rompe con la inmanencia ficcional. Lejos de ser una obra terminada, esta novela es abierta, fragmentaria y evidencia un arduo trabajo introspectivo, reflexivo y crítico.

La novela se estructura en torno a un sujeto que mira al mundo y se mira a sí mismo produciendo una visión abarcadora, que va desde el yo poético inserto en la historia hasta la reflexión sobre la creación literaria. La fisión de los personajes es notoria: se observan series que se despliegan o duplican en espectros psicológicos amplios. Además, el autor se presenta en forma explícita, ya que su nombre aparece como personaje o aludido por otros.

La presencia del mal se muestra abiertamente en la vida moderna: confusión, rupturas, represión, inversión y degradación. Leída en este tiempo confuso, la novela se revela capaz de mostrar el mal en un clima de complicidad entre el lector y el autor. Sin embargo, en esta revelación no está ausente el héroe que batalla, ya sea desde la historia o desde la Filosofía.

El siguiente fragmento ha sido extractado de esta obra:

“Escribir al menos para eternizar algo: un amor, un acto de heroísmo como el de Marcelo, un éxtasis. Acceder a lo absoluto. O quizá (pensó con su característica duda, con aquel exceso de honradez que lo hacía vacilante y en definitiva ineficaz), quizá necesario para gente como él, incapaz de esos actos absolutos de la pasión y el heroísmo. Porque ni aquel chico que un día se prendió fuego en una plaza de Praga, ni Ernesto Guevara, ni Marcelo Carranza había necesitado escribir. Por un momento pensó que acaso era el recurso de los impotentes. ¿No tendrían razón los jóvenes que ahora repudiaban la Literatura? No lo sabía, todo era muy complejo, porque si no habría que repudiar, como decía Sábato, la música y casi toda la poesía, ya que tampoco ayudaban a la revolución que esos jóvenes ansiaban. Además, ningún personaje verdadero era un simulacro levantado con palabras: estaban construidos con sangre, con ilusiones y esperanzas y ansiedades verdaderas, y de una oscura manera parecían servir para que todos, en medio de esta vida confusa, pudiésemos encontrar un sentido a la existencia, o por lo menos su remota vislumbre […].”

La puerta de Abaddon

La puerta de Abadón (The Expanse 3) es una novela escrita por James S. A. Corey.

Se trata de la tercera parte de «The Expanse», la gran saga superventas de The New York Times en que se basa la exitosa serie de televisión homónima producida por Syfy y emitida en Netflix.

Sinópsis

Durante generaciones, el Sistema Solar (Marte, la Luna y el cinturón de asteroides) ha conformado la gran frontera de la humanidad. Hasta ahora. El artefacto alienígena que realizaba su obra bajo las nubes de Venus ha aparecido en la órbita de Urano, donde ha construido una puerta enorme que se abre hacia un espacio sin estrellas.

Jim Holden y la tripulación de la Rocinante forman parte de una gran flotilla de naves militares y científicas que parten para examinar el artefacto. Pero, entre bambalinas, se empieza a desarrollar una trama intrincada que tiene como finalidad la destrucción de Holden.

Mientras los emisarios de la especie humana intentan ponerse de acuerdo acerca de si la puerta constituye una oportunidad o una amenaza, ignoran que el mayor de los peligros se encuentra entre sus filas.

Abaddón significado biblíco

Palabra hebrea que en el AT a veces significa “destrucción” (Job 31.12), y, generalmente, “lugar de la destrucción” o “morada de los muertos” (Job 26.6; Sal. 38.11; Pr. 15.11; 27.20). En ocasiones, los autores bíblicos la personifican, por ejemplo: Ap. 9.11, donde se da ese nombre al ángel del abismo.

Abadón y Apolión

Abadon y Apolion es lo mismo, el primero esta en Hebreo y el segundo en Griego. Son las fuerzas de Dios en acción para el juicio de la humanidad , lo vemos en Apocalipsis 9:11 y también en la Biblia dicho termino , “abadon” viene de la raíz hebrea que significa “destruir”.

El demonio Abadón en Supernatural

Has sido muy entretenida, querida. Pero no necesito tu permiso. Abaddon toma lo que ella quiere. Y ahora mismo, ella lo quiere todo.

— Abaddon
in Mother’s Little Helper.

Abaddon fue uno de los dos únicos Caballeros del Infierno restantes, el otro fue su mentor retirado, Caín. Abaddon fue el único responsable de la extinción de los originales “hombres de letras”. Llegó en el presente a través del viaje en el tiempo en su búsqueda de Henry Winchester y la llave de la Orden de las Letras que le fue confiada, pero no pudo recuperarla, mientras que los nietos de Henry, Sam y Dean Winchester, lo tomaron en su lugar.

Sin embargo, al descubrir el estado vergonzoso en el que había caído el infierno en su ausencia, Abaddon abandonó su búsqueda de la llave y comenzó una cruzada para apoderarse del infierno para rehacer el mundo como le parecía conveniente, con ella misma como la Reina del Infierno, gobernando sobre los demonios, ángeles y humanos por igual.

Como parte de su plan, hizo que sus pocos y leales demonios sacaran las almas de personas inocentes para llevar estas almas al infierno y convertirse en demonios. En un intento de usar a Crowley para atrapar a los Winchesters, Abaddon fue asesinado por Dean con la First Blade después de que demostró ser inmune a sus poderes debido a la Marca de Caín.

 

Abadón
5 (100%) 1 vote[s]