Loading...

Lamias

Loading...

Las Lamias son una criatura femenina perteneciente a la mitología grecolatina, dotada de grandes poderes la cuál según las leyendas era una asusta niños y seductora de hombres.

Tal aspecto se le atribuye como un antecedente de la vampiresa moderna. Se le caracteriza por ser un personaje individual y un tipo de monstruo.

Comúnmente las Lamias son relacionadas con Empusa (personaje de la mitología griega) o Lilith (personaje de la mitología hebrea), además, las lamias eran conocidas también como grandes arquitectas, ya que se dice que construyeron enormes esculturas y edificios, como el oráculo de Eros.

Origen e Historia de la Lamia

El origen de la Lamia proviene de la antigua grecia. Akali Lamia, hija de Poseidón y Libia, era la reina de Libia.

La historia cuenta que captó el interés de Zeus, el cuál trató de enamorarla pero esta, al saber la fama de dicho Dios lo rechazó, logrando despertar la ira en él. Zeus furioso le contó a su esposa y hermana, la diosa Hera, que la reina de Libia había intentado seducirlo y ofendido a su esposa y descendientes delante de él.

Hera enloquecida se transformó en un cuervo y se dirigió a los aposentos de la reina, recriminándole así la mentira que Zeus le había contado.

Hera hipnotizó a los hijos de Lamia para que se lanzaran del balcón hacia el vacío y luego la maldijo eternamente, transformándola de esta manera en un horrible monstruo sin párpados, para que de esta manera no pudiera descansar nunca y que se obsesionara con la imagen de sus hijos muertos.

Zeus al darse cuenta de todo el caos que había ocasionado se convitió en halcón y descendió a la tierra, dándole a la reina de libia el poder de extraer sus ojos para que de esta manera pudiera descansar y luego colocárselos de nuevo.

Lamia sentía emvidia del resto de las madres por lo que, a modo de venganza devoraba a sus hijos. A raíz de esto, las madres griegas asustaban a sus niños con que la Lamia vendría a comérselos si eran desobedientes y mentirosos.

Características de las Lamias

Las lamias eran una criatura híbrida, con cuerpo de mujer y cola de serpiente que atraían a los viajeros con su siseo y enseñando sus pechos para luego asesinarlos y devorar sus cuerpos.

Las lamias poseían una exuberante belleza y por lo general se podían hallar sentadas en las rocas de los ríos, cantando en melodiosas tonadas mientras peinaban sus largas cabelleras.

Siempre miraban su reflejo en el agua y casi nunca daban la cara a los viajeron curiosos que se acercaban. Por lo general las Lamias se encontraban de buen humor cantando y riendo, pero si las tocaban, intentaban mirarlas o les robaban algo se volvían unos monstruos y los atacaban, llevándoselos al río para luego ahogarlos y devorarlos.

Se dice que las Lamias tenían prohibido pisar la tierra ya que si lo hacían adoptarían la forma de su madre por toda la eternidad.

En ocasiones, las Lamias utilizaban su melódica voz para atraer a las mujeres y extraerles la sangre, manteniéndose de esta manera jóvenes y bellas.

Las lamias en otras mitologías

Mitología Vasca e Íbera

En la mitología vasca e íbera, las Lamias eran representadas como genios mitológicos que tenían pies de pato, cola de pez y garras de algún tipo de ave. Generalmente eran criaturas demeninas, de una belleza inigualable que habitaban en los ríos, donde acostumbraban a peinar sus cabellos con brillantes peines de oro.

Se caracterizan por ser amables y la única forma de hacerlas enojar era robándoles sus codiciados peines.

A veces se enamoraban de los mortales y tenían hijos con ellos pero no podían casarse con ellos ya que tenían prohibido pisar tierra consagrada.

Mitología Búlgara

En esta mitología, representan a las Lamias como una criatura misteriosa de varias cabezas a la que si le cortaban una tenían la habilidad de hacer crecer más (como la Hídra de la mitología griega).

Su fuente de alimento era la sangre, en especial la de las mujeres, ya que con ello podían mantenerse joviales y hermosas para seducir a los hombres.

A menudo esta criatura se encargaban de atormentar a los pueblos y moraban en las cuelas o bajo la tierra.
Se dice que algunas de las Lamias tenían alas y aliento de fuego, como los dragones.

Lamias
5 (100%) 1 vote[s]